Veterano Air Force con Rifle
Asunto Social

En los zapatos de “El Deportador”

Desde muchacho, bailaba salsa en los sembradíos de sus abuelos en México. Cada verano, cruzaba la frontera San Diego – Tijuana para ayudarlos a trabajar la tierra. El hoy agente federal del servicio de inmigración y control de aduanas (ICE, en inglés) se familiarizó desde muy joven con la frontera de su natal California, cuando regresaba a suelo estadounidense para ir a la escuela o al servicio militar.

Hoy día, el agente sigue visitando a los viejos. Se considera “Americano-Latino”, porque predica valores asociados con el Tío Sam, más que a la par de la Virgen de Guadalupe y al son de las canciones de Héctor Lavoe.

De origen méxico-puertorriqueño y veterano de la guerra en Irak, lleva siete años de carrera con el Departamento de Seguridad Nacional donde, en principio, transportaba inmigrantes entre Los Ángeles y San Diego, bajo la orden de un juez de migración. Ahora trabaja en las oficinas de la Federal Plaza en la ciudad de Nueva York.

El agente conversó conmigo en abril de este año en la sala de redacción de la Escuela de Periodismo de CUNY. Portando sus dos armas de reglamento al momento de la entrevista, MABII comenta sobre su vida como latino en la agencia que “caza inmigrantes” en nuestro país.

JDMC: ¿Cómo es uno de tus días de trabajo, siendo oficial de deportación?

MABII: Mis días son estupendos. Me bombardean desde las 7:30 de la mañana con preguntas sobre el futuro de un individuo que cruzó la frontera sin documentación para entrar a este país. Recibo sus familiares -nerviosos, que no saben qué pasará en el interrogatorio-. Le hago preguntas al individuo en un salón a puertas cerradas, actualizo su expediente y fechas de comparecencia ante un juez, y lo regreso con su familia. En otras ocasiones, me llaman cabrón, ladrón de bebés, rompedor de familia. Me dicen que no tengo religión ni fe. Soy la personificación de la muerte, en materia de inmigración. Después de un tiempo, se vuelve algo cómico.

JDMC: Eres de origen mexicano y puertorriqueño. ¿Qué se siente transportar estas personas, gente de tu misma comunidad, llevarlas lejos de sus familias?

MABII: Yo me siento bien al deportar gente de mi comunidad porque, cuando lo hago, es  porque han cometido un crimen. Llevo criminales de alto riesgo: abusadores de menores, asesinos, ladrones, violadores… Si existe la posibilidad de sacarlos del país y garantizar un lugar más seguro para mis hijos, he servido mi propósito y he cuidado de otras familias a la vez.

JDMC: ¿Cómo le describirías tu trabajo a otras personas?

MABII: Cumpliendo con la necesidad de proteger América. Uno de mis deberes es proteger a los futuros estadounidenses y a los que ya están aquí, entonces, por un lado, digo que es la necesidad de sacar a hombres y mujeres malos de este país y, por otro, es la necesidad de asistir a las personas que respetan y tratan de conseguir su ciudadanía. Lo que se siente muy bien.

JDMC: ¿Cómo te sentiste cuando participaste en tu primera redada?

MABII: Cuando nos reclutaron para hacer el trabajo de campo, yo estaba entusiasmado, la verdad. Y recuerdo que fuimos casa por casa a recoger a estos individuos en Los Ángeles. Esto fue en abril, 2015. En junio, hace dos años, uno de los familiares de un individuo me reconoció en un bar y me golpearon seis hombres. Me mandaron al hospital y por eso tengo esta scar en el ojo (apunta al ojo derecho, a una cicatriz en forma de media luna).

JDMC: ¿Has vivido algún encuentro sorprendente con quienes te toca lidiar en tu trabajo?

MABII: Una vez, conduciendo de la ciudad de Los Ángeles a la frontera internacional de San Diego, entregamos los individuos a la inmigración mexicana. Nos detuvimos en Tijuana para cenar algo y terminamos comiendo al lado del grupo que recién habíamos deportado.

JDMC: ¿Hay aspectos de tu trabajo que te frustran?

MABII: Sí, definitivamente. Claro que me frustro. Porque ellos (migrantes) siguen viniendo y cometiendo el crimen de cruzar la frontera. ¡Ellos regresan! Bueno, es una seguridad de trabajo para nosotros, pues me mantiene empleado y en función, y son ellos que lo proveen.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s