5.2 billones de bolsos plásticos

En esta sociedad moderna hay elementos que son tan cotidianos, tan parte nuestra, que olvidamos cuestionar su uso y hasta su existencia misma: pasta dental, sorbetes o popotes, perfumes, bolsos desechables.

La conciencia y justicia ambiental nos llevan a preguntar si lo que se fabrica hoy garantiza una vida saludable para los que han de poblar el mundo mañana.

Y estudios recientes muestran cómo los ciclos naturales y las cadenas alimenticias se alteran por procesos industriales que no se basan en un desarrollo sostenible.

Por mencionar un caso, científicos evidencian y calculan la cantidad de microplásticos que ingieren los que se alimentan del mar como fuente básica. “Se estima que una persona que consume como parte de su dieta pescados y mariscos, ingiere 11,000 partículas de plástico al año”, se lee en una noticia de BBC Mundo.

Y aunque lo parezca, la solución no es dejar de comer mariscos. Es eliminar el nuevo elemento que altera la cadena alimenticia: el plástico. Te pregunto: ¿sabes cuántos bolsos plásticos se utilizan al año en la ciudad de Nueva York?

5.2 billones de bolsos plásticos

Los estudiantes universitarios Caroline Lovaglio y Esteban Arenas-Pino realizaron un levantamiento sobre el uso que los neoyorquinos dan a los bolsos plásticos desechables, para apoyar la creación de una política pública que sancione su uso.

“Colocar una cuota sustancial al uso de bolsos plásticos desechables reduce los niveles de contaminación, evita posibles impactos ambientales y crea un ahorro de millones de dólares al año a quienes pagan impuestos”, comenta Lovaglio, estudiante de Ciencias Políticas en Princeton.

Ella agrega que el Departamento de Mantenimiento e Higiene de NYC invierte actualmente 12.5 millones de dólares al año para deshacerse de los mismos.

Esteban Arenas y Caroline Lovaglio
Esteban y Caroline entregaron bolsos reutilizables durante el simposio de los pasantes HTHC de The Nature Conservancy.

Arenas-Pino opina que el problema no es el uso mismo, es la falta de conciencia y regulación en la industria que los produce.

“No hay un límite. No lo hay al comprar, y por lo tanto se ha entendido que no debe haberlo a la hora de ofrecer bolsos plásticos desechables al público. Además de carecer de una industria de igual escala que los recicle. Si una mayoría usara bolsos reutilizables al comprar, la situación fuera otra, adecuada a nuestra realidad”, explica el estudiante de Políticas y Ciencias Ambientales en Middlebury College.

Números y Soluciones

Según los datos arrojados por los entrevistados, el 95% de los neoyorquinos utilizan las fundas plásticas para recolectar los desperdicios de la casa. Lo que, según Esteban Arenas, no impide que llegue al agua y altere los ecosistemas.

“Cambiar nuestros hábitos tendrá su recompensa, siempre que podamos verlos con conciencia. ¿Qué se hace con los bolsos que sobran y no se llegan a utilizar para contener basura? Me da mucho miedo y coraje que en el Océano Pacífico hay una isla del tamaño del estado de Texas que se ha formado, principalmente de plásticos”, comenta Esteban.

Uso de bolsos plásticos

Lovaglio considera que el uso indiscriminado de los bolsos plásticos necesita un enfoque educacional, además de la sanción.

“La cuota debe estar acompañada por un programa de la ciudad que busque alcanzar y comprometer a las comunidades en esta transición. Organizaciones que apoyan la sanción debe promover conciencia en eventos locales y recalcar los cambios que genera en el estado del medio ambiente y la salud de los eres vivos”, explica Caroline.

Legislación

Actualmente, la distribución de bolsos plásticos en tiendas está prohibida y la de los bolsos de papel tiene un costo de 5 centavos de dólar para el consumidor, con la idea de reducir la contaminación por el uso desmedido de los mismos.

Con la aprobación de la nueva cuota, se pretende cobrar 10 centavos de dólar al consumidor por usar bolsos plásticos y de papel que se entreguen en tiendas, mercados y supermercados. La política sigue en discusión en el Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York para su inicio en enero de 2016.

Pregunta abierta:

¿Por qué sancionar a los consumidores finales y no a los negocios distribuidores de los bolsos? Si tienes preguntas abiertas, compártelas conmigo en un comentario.

Read the English version: Reduce 5.2 billion plastic bags in NYC

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s